Home

Vargas Llosa y Armas Marcelo conquistan el VIII Hay Festival de Segovia

Los acordes de un delicado Verdi, enfrentados a la agresividad de las notas de Wagner, dejaron caer el telón de una edición en la que más de cien representantes del arte y la cultura se han hecho visibles en las setenta citas que compusieron este Imagina el mundo que dio comienzo con la lectura de un fragmento de La marca del meridiano, la novela galardonada con el último premio Planeta, por parte de su autor, Lorenzo Silva.

A lo largo de los días que ha durado el festival hemos podido descubrir la innovadora arquitectura china desde la mirada de Mao Yansong, Premio Pritzker 2012, o el internacional Norman Foster; disfrutar de la libertad encerrada en un jardín privado de la mano de Ibarrola y su arte; caminar sobre las huellas perpetuas que Machado dejó en la ciudad del Eresma desde los zapatos de su biógrafo Ian Gibson; visionar la ya lejana India de comienzos del siglo XX a través de la poesía de Tagore, al tiempo que asistíamos al nacimiento de libros que se beben; escuchar como flamenco se hace jazz y viceversa en un diálogo entablado entre Tomatito y Jorge Pardo; perderse en los olores y colores del arte floral de los Países Bajos…

Pero si tuviésemos que englobar todo en un solo concepto, éste sería Comunicación.

La palabra toma la palabra. Se ha conversado sobre arquitectura, música, pintura, escultura, economía, innovación, periodismo, literatura…y sin lugar a dudas el diálogo más esperado y mediático ha sido el entablado por el Nobel de Literatura y marqués de Vargas Llosa, que permitió a Armas Marcelo colocar su última novela El Héroe Discreto en la mesa de operaciones e ir diseccionando su contenido.

131003_segovia_vargasllosa (2)

Foto: Homocultum

Llego a un Teatro Juan Bravo donde no cabe un alfiler, cámara y libreta en mano. La emoción de que uno de los literatos más reconocidos pose ante mi objetivo y conteste al menos a una de mis preguntas, me hace sentir importante. Emoción que se desvanece ante un Nobel prácticamente inaccesible que no posa ni hace declaraciones. Como diría Umbral: “He venido a hablar de mi libro”.

Tomo asiento en la sala habilitada para la prensa, activo el botón de grabar de la cámara, desenfundo el bolígrafo, guardo en la mochila la desilusión y escucho.

Vargas Llosa nos pone en antecedentes sobre el argumento de su novela: un transportista que no cede a una extorsión para salvaguardar sus principios y un matrimonio que se propone dar un escarmiento a unos malos hijos.

J.J. Armas Marcelo: ¿Por qué en todas tus novelas siempre hay dos polos? la ciudad y los perros; la tía Julia y el escribidor, Pantaleón y las visitadoras

M. Vargas Llosa: Lo que hay detrás es una idea de la novela, que muestra siempre al individuo en una trama social, lo que es la vida de un individuo entre otros individuos.

J.J.A.M: Se ha dicho que tu novela más flaubertiana era la tía Julia, yo me atrevo a decir que es ésta. Citas a Galdós y Dickens que hay quien dice que solo escribieron folletines: ¿era tu intención escribir un folletín?

M.V.LL: No era mi intención. Mi idea era escribir sobre el heroísmo de los seres anónimos…, un heroísmo secreto, privado…, la gente que puede transgredir unos valores y no lo hace por principios.

J.J.A.M: Esta es tu novela más optimista. Deja ver un Perú que está levantando la cabeza… pero otra cosa que me ha llamado mucho la atención es que, por primera vez, los padres son buenas personas, no son unos cabrones impresionantes.

M.V.LL: Quizás tengo más respeto con los viejos, ya que me he vuelto viejo.

J.J.A.M: Hay unos diálogos de don Rigoberto y doña Lucrecia en la cama, en la noche que parecen un homenaje a Corín Tellado.

M.V.LL: No sé si tomarlo como un elogio. (Risas generalizadas del público)

J.J.A.M: ¿No se te ha colado el Escribidor?

M.V.LL: Sin darme cuenta. Pero es posible… a los latinoamericanos nos gusta el melodrama, y si bien en algunos casos lo he hecho de manera deliberada, en éste no. Lo que yo quería dramático, se volvió melodramático.

A la hora de escribir uno escribe, además de hacerlo con su voluntad, su inteligencia, su cultura… escribe con sus instintos, con esa parte oscura de la personalidad que desbarajusta tus planes.

J.J.A.M: ¿En cuanto a los temas?

M.V.LL: Todo puede ser tema de novela. La literatura no son los temas, es el tratamiento, es en qué se convierten los temas una vez que se materializan en palabras.

 J.J.A.M: ¿Qué te queda por escribir?

M.V.LL: Mucho. Lo que no sé es si me queda tiempo.

Y termina desvelándonos su próximo proyecto. Una adaptación del Decamerón de Boccaccio para teatro. “Me emocionan los personajes que, cuando no tienen defensas frente a una realidad feroz o incomprensible, escapan hacia un mundo de imaginación y fantasía”. Tampoco descarta una continuación de El pez en el agua.

Nuria González// Segovia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s