Home

Otoño cultural en Madrid

  • Pintura en el Reina Sofía

  • Reciclaje en el Ayuntamiento

  • La RAE en la Biblioteca Nacional

  • La Semana de la Ciencia en el Lázaro Galdiano

La luz es diferente, el aire huele distinto y la música suena de forma más lenta. Estamos en esa época del año que a muchos pone melancólicos, las temperaturas bajan, la lluvia acecha… Es tiempo de castañas asadas, de la caída de la hoja, de esos colores tan especiales que envuelven el paisaje ya que el sol se tamiza detrás de las nubes. El otoño es como una segunda primavera, en la que cada hoja se convierte en una flor. Esa estación en la que ya no podemos disfrutar de las actividades al aire libre como hacíamos en verano.

Pasear por la montaña, por la playa o por la ciudad es un auténtico placer. Los teatros, los museos, las salas de exposiciones son un hervidero. Multiplican su actividad porque el tiempo anima al espectador a acudir a estos espacios.

Museo de Arte Reina Sofía

Nuestro recorrido cultural lo comenzamos en la calle Santa Isabel. Allí se encuentra el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Un edificio obra de los arquitectos José de Hermosilla y Francisco Sabatini que sirvió para acoger el Hospital San Carlos. A finales de 1988, Antonio Vázquez de Castro y José Luis Íñiguez de Orozco llevaron a cabo las últimas modificaciones del edificio. Destacan las tres torres de ascensores de vidrio y acero, una simbiosis entre lo antiguo y lo contemporáneo.

Hasta el mes de mayo de 2014 podemos contemplar la exposición Idea: Pintura Fuerza. Un conjunto de obras realizadas en un periodo de grandes transformaciones sociales y culturales en nuestro país, 1978 – 1984.

entradillacampano

Naufragio (Miguel Ángel Campano) / Foto: Museo de Arte Reina Sofía

El trabajo de cinco artistas en aquellos años de estreno de libertades democráticas. Se enfrentan a una nueva forma de entender conceptos como Academia o Transición. Es el hallazgo de una nueva energía desde la cual trabajar a partir de ahora.

El criterio que les integra en la exposición se centra en su filiación conceptual. En su entendimiento de la tradición no como una estructura cerrada, sino como ese punto de partida para la creación contemporánea. Tienen una voluntad común de reflexión que les hace superar la dicotomía que existe entre la abstracción y la figuración.

Centrocentro

Caminando bajo la atenta mirada de los árboles centenarios del Paseo del Prado llegamos hasta la Plaza de Cibeles. En el Palacio de Comunicaciones se encuentra la sede del ayuntamiento de Madrid y el espacio Centrocentro Cibeles de Cultura y Ciudadanía. En realidad son dos edificios de blanca fachada con evocaciones neoplaterescas y barroco salmantino. Desde el punto de vista arquitectónico es uno de los primeros ejemplos de la arquitectura modernista.

La Fundación Banco de Santander nos presenta la exposición Talentos Desing 13 Diseña Sostenible, que reúne los 50 proyectos de los finalistas de la quinta edición del concurso Talentos Desing.

home2

Foto: Centrocentro

Hasta el 15 de diciembre podemos contemplar el trabajo de jóvenes talentos iberoamericanos del diseño sostenible, donde muestran su creatividad en las áreas de diseño industrial, espacios e interiorismo, moda y textil, gráfico y digital. Obras de jóvenes universitarios diseñadas como producto de la sostenibilidad y la tecnología con profundas implicaciones en la sociedad y en la vida de las personas.

La exposición, desde su concepción, siempre ha tenido en cuenta el empleo de materiales respetuosos con el medio ambiente, como el cartón biodegradable que conforma los cubos, la minimización del empleo de plásticos y un montaje en el que las impresiones están realizadas con tintas biodegradables. Además, el esqueleto de las estructuras se ha diseñado reutilizando elementos de exposiciones anteriores, como la madera de los plintos y peanas que procede de madera reusada de otras exposiciones. Todos los materiales realizados para promocionar la exposición están fabricados con material reciclado.

Biblioteca Nacional

A través del Paseo de Recoletos y tras dejar atrás el Palacio de Linares, sede de la Casa de América, llegamos hasta la Biblioteca Nacional.

Fue fundada por Felipe V a finales de 1711 y abrió sus puertas en marzo de 1712 como Real Biblioteca Pública. La Biblioteca Nacional es el principal centro informativo y documental sobre la cultura escrita, gráfica y audiovisual española e iberoamericana.

Está instalada en un edificio proyectado en 1852 por Francisco Jareño y Alarcón. Un edificio elegante que presenta una distribución en planta. Está basado en los modelos germánicos, marcado por una clara simetría y funcionalidad. En el centro se plantea la gran sala de lectura, que cubre con una amplia y elegante cúpula.

Foto: HomoCultum

Foto: HomoCultum

Hasta el próximo 26 de enero podemos disfrutar  de la exposición  La lengua y la palabra. Se trata de un repaso a los 300 años de la Real Academia Española (RAE), concentrados en la Sala Recoletos de la Biblioteca Nacional de España. Se pueden admirar 332 piezas procedentes de los fondos bibliográficos de la RAE. Una gran selección de retratos, grabados, pinturas, joyas bibliográficas y tesoros incunables. Ofrece una visión sobre su presente y su futuro, destacando la capacidad que tiene de adaptarse a la sociedad actual incorporando la tecnología y la innovación de recursos.

Museo Lázaro Galdiano

Siguiendo con el recorrido programado, caminamos por el Paseo de la Castellana. Al llegar a la altura de José Abascal torcemos a la derecha por la Calle María de Molina. Unos metros más adelante está la calle Claudio Coello, donde se encuentra la sede de la Fundación Lázaro Galdiano.

El edificio es parte importante del museo. Fue impulsado por José Lázaro Galdiano y su esposa Paula Florido Toledo para establecer su residencia en Madrid, tras su matrimonio. Siguieron muy de cerca todo el proceso de su construcción. Desvela matices sobre las preferencias estéticas y los gustos de Lázaro Galdiano. Influidos por la moda de la época se eligieron un estilo neorrenacentista.

El Museo abrió sus puertas al público en 1951. Conserva obras de arte de lo más variopinto: armas, joyas, cerámicas, esculturas, estampas, dibujos, monedas, miniaturas…

Foto: Fundación Lázaro Galdiano

Foto: Fundación Lázaro Galdiano

El Museo Lázaro Galdiano se une a la celebración de la Semana de la Ciencia, bajo el lema Investigación, participación y progreso.

Bajo el título Hacer visible lo invisible, el departamento de difusión del Museo propone una nueva manera de ver la pintura. Se ha diseñado un recorrido por las obras más singulares de la colección de pintura dónde se analiza el proceso creativo de cada una de ellas. Mediante la aplicación de diferentes técnicas científicas, es posible saber cómo trabajaba el artista, desde el primer momento en el que se enfrentaba a la preparación del lienzo, el tipo de material o el color que prefería, etc.

A través de una tableta los visitantes van a visualizar las radiografías y reflectografías de las obras de los grandes maestros de la Colección Lázaro, como El Greco, Goya o Ribera.

Raúl Martínez de la Casa // Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s