Home

El Malentendido

El pasado siete de noviembre, Albert Camus hubiese cumplido cien años. No fue así porque un accidente de tráfico le arrancó la vida demasiado joven. Pero, antes de irse dejó un gran legado cultural: narrativa, obras teatrales, ensayos… y como sello de identidad la filosofía existencialista.

Es en este género donde encontramos El Malentendido (1944), que el autor nacido en Argelia incluiría dentro de las obras que calificó como ciclo del absurdo (junto a El extranjero, Calígula y El mito de Sísifo). La obra consta de tres actos, lo que imprime un toque clásico a una tragedia contemporánea. El mismo año que publicaba esta obra, recibía el Nobel de Literatura y paralelamente María Casares lo estrenaba en el Théâtre des Mathuris de París al tiempo que los nazis ocupaban Francia.

A las tablas del Teatro Poliorama de Barcelona llegaba en 1969 donde Gemma Cuervo,  Fernando Guillén, Mª Luisa Ponte y Alicia Hermida se ponían a las órdenes de Adolfo Marsillach. Y en 2013 volvía al Valle Inclán desde un proyecto impulsado por Cayetana Guillén Cuervo: “Quiero hacerlo como un homenaje a mis padres, para conmemorar el centenario del nacimiento del Premio Nobel de Literatura francés y para plantear un interrogante a la sociedad”.

En la Plaza de Lavapiés, ha permanecido desde el 29 de enero al 3 de marzo bajo el auspicio del Centro Dramático Nacional, que el viernes 22 de noviembre y hasta el próximo 15 de diciembre vuelve a ponerlo en escena en la Sala 1 de Las Naves del Español en el Matadero Madrid.

El Malentendido es un ejemplo de las consecuencias que trae la incomunicación. Un hijo pródigo que esconde su identidad al volver a casa después de veinte años, esperando que su madre y hermana lo reconozcan. Estas regentan una pensión y en ella asesinan a los huéspedes para robarles su dinero, y Jan, el hijo al que no reconocen, no deja de ser un huésped.

El-malentendido_031

El Malentendido// Foto: CDN

Camus escribió la obra basándose en un hecho real. “La vida es más cruel que nosotras”, dice uno de los personajes.

Este malentendido lo forman: Cayetana Guillén, Ernesto Arias, Lara Grube, Juan Reguilón y Julieta Serrano dirigidos por Eduardo Vasco con la ayuda de José Luis Massó. La música la ponen la viola de Alba Fresno y el acordeón de Scott A. Singer. El texto de Camus está versionado por Yolanda Pallín, la escena acertada y aséptica corre a cargo de Carolina González, el vestuario es de Lorenzo Caprile, las luces y las sombras son obra de Miguel Ángel Camacho y la composición de Ángel Galán.

Pero todos ellos habrán realizado un esfuerzo vano, si en la composición falta un público que ocupe las localidades.

                                                                  Nuria González // Segovia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s