Home

De Elvis a la Ruta del Bakalao

  • El MuVIM repasa la época dorada de la música pop desde 1954 a 1994 con tres exposiciones
  • El gran legado audiovisual no había tenido hasta ahora reflejo museográfico

«¿Por qué no puede estar Chimo Bayo o Bruno Lomas en un museo?», preguntaba de forma retórica el flamante comisario y artífice de la gran muestra, Lluís Fernández, que acoge el El Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad (MuVIM). Se presenta Ídolos Pop, compuesta por tres exposiciones –De Bruno Lomas a Nino Bravo, El cubo mágico de la discoteca y La Ruta del Bakalao. Chimo Bayo– que reúne un millar de portadas de discos, carteles, objetos, merchandising y hasta vestuario de cada época diseccionada. El catálogo, con más de 500 páginas y más de mil imágenes, completa esta orgía visual que hará rememorar las vivencias musicales que acompañaron durante estos años a más de cinco generaciones. Por supuesto, en el largo recorrido no puede faltar la música, los vídeos y las recreaciones ambientales para que la experiencia resulte sensorialmente plena.

Lluís Fernández y Mª Jesús Puchalt en Ídolos Pop (Muvim) / Foto: Homocultum

Lluís Fernández y Mª Jesús Puchalt en Ídolos Pop (Muvim) / Foto: Homocultum

Durante la presentación, que se realizó en uno de los espacios expositivos, el cubo mágico, es decir, en una auténtica pista de baile setentera presidida por la indispensable bola de espejos, Mª Jesús Puchalt, diputada de cultura de la Diputación de Valencia, destacó que «Valencia ha sido tradicionalmente cuna de la renovación artística, pero si hay algo que la distingue especialmente es la música; no solo en la tradicional o en la de bandas, sino también en aquellos movimientos musicales más de vanguardia».

Además, añadió que desde los primeros roqueros españoles, como Bruno Lomas –que fue contratado por el mismísimo Johnny Halliday para actuar con él en París- hasta la archiconocida Ruta del Bakalao, esta interesante exhibición «nos muestra una Valencia enérgica, divertida y sobre todo, transgresora y libre».

http://www.ivoox.com/declaracion-m-jesus-puchalt-muvim-2812013_md_2612054_1.mp3″

Ídolos Pop, por tanto, revive la evolución del rock valenciano y español, en tanto que subcultura juvenil que triunfó en todo el mundo a partir de los años cincuenta y que dio lugar, ya en los sesenta, a uno de los periodos dorados de la música pop española. Después, con los setenta, llegó el fenómeno disco, el punk y la nueva ola inglesa. Con la democracia recién estrenada, llegaría el posmodernismo con la movida madrileña y la nueva ola valenciana. En los noventa triunfaría el fenómeno de La Ruta del Bakalao.

Lluís Fernández explica el carácter diacrónico de la muestra, que abarca desde la «modernidad a la posmodernidad»:

http://www.ivoox.com/lluis-fernandez-muvim-28112013_md_2612092_1.mp3″

Exposición De Bruno Lomas a Nino Bravo, en el Muvim / Foto: Homocultum

Exposición De Bruno Lomas a Nino Bravo, en el Muvim / Foto: Homocultum

De Bruno Lomas a Nino Bravo

Es a partir del año 1954 cuando irrumpe el rocanrol de Elvis Presley, seguido del twist y el nacimiento de las discotecas. El momento de esplendor de esta época llegó con el fenómeno de los Beatles.

«Si Gran Bretaña tuvo su Elvis local en Cliff Richard y Francia, en Johny Hallyday, la España del desarrollismo tuvo una decena de mitos juveniles cuyos pioneros nacieron en Madrid, Barcelona y Valencia. Aquí brillan con luz propia Bruno Lomas y el Dúo Dinámico, Miguel Ríos, Los Pekenikes y Los Mustang», indicó el comisario de la exposición.

Hay que recordar que no solo el dúo de Quince años tiene mi amor se inician en el rocanrol, sino figuras de la talla de Juan Bau, Camilo Sesto y Nino Bravo también optaron por comenzar sus brillantes carreras musicales en este ritmo.

Imagen de la muestra Ídolos Pop en el Muvim / Foto: Homocultum

Imagen de la muestra Ídolos Pop en el Muvim / Foto: Homocultum

Nacen las discotecas

El concepto actual de discoteca proviene de la sala parisiense Whiskey à go-go, puesta en marcha una vez acabada la Segunda Guerra Mundial y que fue conocida en todo el mundo. Se trataba de un local exclusivo -había que ser socio para poder entrar- donde te proporcionaban  una taquilla en la que el cliente disponía de una botella de este licor para tomársela con los suyos. La peculiaridad de este nuevo club es que la música (ya no es en directo como hasta ese momento) se ofrece encadenada, grabada en el gramófono.

Valencia, en 1963, es una de las primeras ciudades que cuenta con un bar que pone música encadenada como en las discotecas. «París inventa la discoteca, el whiskey à a go-go; pasa a Argelia y a Nueva York; los argelinos huyen de su país y desde Alicante, van montando este tipo de locales a lo largo del Mediterráneo», según Fernández.

El cubo mágico de la discoteca

En el vestíbulo del MuVIM se ha edificado una discoteca efímera que recrea las existentes de los años setenta. Una sala ambientada como una disco de la época de Travolta.

Portada de disco en la exposición La Ruta del Bakalao del Muvim / Foto: Homocultum

Portada de disco en la exposición La Ruta del Bakalao del Muvim / Foto: Homocultum

La ruta del Bakalao. Chimo Bayo

Valencia se incorpora a los años noventa con una ruta discotequera que hizo de sus clubes costeros un lugar de peregrinación internacional. Los locales Barraca, Spook, Espiral, Puzzle o Público conocieron tanta popularidad que fueron referentes de la noche, llegando a congregar hasta 50.000 personas durante los fines de semana más relevantes. «La ciudad del Turia pudo disponer por fin de su propio movimiento contracultural», concluye el comisario de Ídolos Pop.

Fernández amplía en el catálogo que «Jim Kerr, el vocalista del grupo escocés Simple Minds declaró públicamente ser fan absoluto de la movida y afirmó que visitaba sus salas más emblemáticas siempre que podía. Los ojos de todo el mundo se volvieron de golpe hacia Valencia y empezó a acudir en masa público de los más variopintos lugares».

La exposición, que estará abierta hasta el próximo 2 de marzo, prepara multitud de actividades paralelas. Por ejemplo, el pasado 28 de noviembre, durante su inauguración, se pudo disfrutar de un concierto del autor de Así me gusta a mí, Chimo Bayo.

Más imágenes del reportaje en Homocultum

Julià Pérez // Valencia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s