Home

«Siempre le compondré a lo que vivo día a día. Las etiquetas las pone el mercado y las utiliza el público para no sentirse perdido»

                                            ———————————————

Athanai no solo es un músico excepcional, al margen de los gustos musicales de cada quien. Es un gran conversador que pone la misma pasión en la música que en sus respuestas. Esta entrevista es un ejemplo de ello.

——–

Con tu trayectoria profesional: ¿por qué sigues siendo un gran desconocido?, ¿falta de criterio de los oyentes o porque tu música está hecha para pensar?

Yo pienso que es posible que sea por falta de criterio de los oyentes como bien dices. Recuerda, que aunque ocurre en todos lados, en España el fenómeno radio fórmulas lo abarca todo, y en estos programas (que no paran de repetir una y otra vez las mismas canciones pagadas por disqueras y editoriales) sus locutores, se convierten en prescriptores de discos, verdaderos guías espirituales trans-generacionales de la música. Esto va llevando a las generaciones a consumir lo que el sistema quiere (es un gran negocio).

También pudiera ser porque una buena parte de mi obra es contestataria, comprometida y a veces irreverente. Todo esta relacionado. El sistema te quiere inerte, inmóvil, solo pretende que te muevas para hacer funcionar la rueda del consumo, para que seas esclavo de él, para masacrarte las ideas. Una canción puede ser un arma muy peligrosa, puede guiarte al camino de la verdad, del conocimiento, de la libertad, o te puede mantener toda la vida tras un velo distorsionador de la realidad.

Creo que mi situación actual es debida a no formar parte del juego del sistema, del juego de la industria musical. No pienso pagar para que radien mi música, Voy a cantar lo que yo quiera.

Mi obra es sincera y está concebida con mucho cariño y desvelos. No permitiré que nada, ni nadie venga a corromperla. Me siento como un juglar que recorre caminos para contar historias donde quiera que llega. Como un forastero dispuesto a compartir con sabiduría, la magia y el conocimiento.

—————-

Creando Milicia es ya un hecho, pero el camino ha sido largo. De 2007 que comenzó la aventura a hoy: ¿sientes que se ha creado conciencia o hay que seguir invitando a comprometerse?

Este disco nació con la necesidad de desahogarme. No está pensado a priori como manifiesto revolucionario transformador de ideales, ni gestador de revoluciones. Es el resultado de lo que he tenido que vivir lejos de mis seres queridos, en una tierra amable y al mismo tiempo hostil incluso con sus propios habitantes. Es resultado, de descubrir el capitalismo cada vez más organizado, no por libros, sino en carne propia. Y está lleno como es lógico de vivencias personales totalmente comparables a la de cualquier ciudadano que haya pasado por las mismas circunstancias que cuentan sus canciones. ¡Ojo! Cada día son más los que entran a formar parte de la realidad de Creando Milicia. Pero como ya hablamos, es muy probable que nunca sepan de este disco. Está todo organizado para que así sea. No creo que lo radien, No les interesa promover ninguna obra que aliente a Revoluciones. En los círculos donde me muevo, pienso que algo de conciencia ha creado, pero la conciencia es muy personal, y cada persona sabe hasta que punto es fiel a sus principios.

El compromiso es un instrumento muy difícil de dominar, tienes que practicarlo mucho para no fallar y rendirte ante la pereza, y además está todo diseñado para que la distracción gane la carrera.

El mensaje de Creando Milicia es inspirador y está implícito en la conciencia colectiva de estos tiempos, pero una hormiga jamás podrá contra un elefante a menos que luche junto a su hormiguero, y este hormiguero sigue estando disperso.

Pienso que hay que seguir creando milicia e invitando a comprometerse.

———-

El disco es auto producido. ¿Hubiese sido más fácil encontrar financiación si hablases, por ejemplo, de amor platónico en compás 3/4?

No lo sé. Yo nunca busque ninguna financiación para hacer el disco Creando Milicia. La mayoría de mis canciones hablan de amor, de las cosas bonitas de la vida y de sus personas y algunas están en compás 3/4. Yo también siento amor platónico solo que lo expreso a mi manera. De hecho ahora mismo estoy grabando un disco totalmente distinto a todos los anteriores. Es un disco lleno de este tipo de canciones que te cuento. Pienso que el que me quiera ayudar con financiaciones, lo hará porque conoce, cree y le gusta mi obra, da igual el género, la sonoridad y las temáticas. También está el hecho de que puedan permitírselo. Son tiempos muy duros. No me gusta mendigar. La creación es para mí una necesidad. No puedo renunciar a ella. Prefiero dedicar mi tiempo a desarrollarla, que a buscar los soportes económicos que la hagan posible. Yo corro con todos los gastos.

La mejor manera de ayudarme es comprando mi disco una vez terminado.

……..

¿De dónde saca Athanai las fuerzas para creer?, o simplemente hay que sentarse a esperar que te sonría la suerte…

Esa frase de la canción Trabajar se refiere a la fuerza para seguir amando a nuestros seres queridos, a las cosas que mejor sabemos hacer, a la vida, o sea, se refiere a tener fe y deseos de vivir un día más, de tirar hacia adelante. Es una de las preguntas que formulo en la canción y me salió del alma cuando la compuse. Fue como un grito pidiendo respuestas, deseando volver a ser aquel niño que no se preocupaba de otra cosa que no fuera jugar y ser feliz.

Ya no soy un muchachito lleno de ilusiones como cuando tenía 18 años. El tiempo ha pasado y colmado mi memoria de felices recuerdos, pero también ha enterrado muchos de  mis sueños. Mi orden de prioridades ha variado. Ahora soy padre, tengo hijos que alimentar, proteger y educar. Soy capitán de un barco que intento diariamente que no se hunda.

Yo me identifico mucho con una escena de la película Cinderella man, (Estados Unidos 1930, plena depresión) donde los periodistas deportivos le preguntan al protagonista, al boxeador, que de dónde venía esa fuerza que lo hacia ganar los combates

Él responde que gana todos los combates porque sabe muy bien por qué pelea. Les dice que lo hace por pan y leche para sus hijos.

Pues a mi me ocurre mas o menos lo mismo. Yo sigo aquí luchando día a día para que mis hijas tengan un techo, algo de comer y todo el amor del mundo. De ahí saco las fuerzas para creer. La suerte ya me sonrió en su día, cuando las trajo a mi vida.

——-

¿Qué te ha dado España que no encontrases en Cuba, y qué es lo que se ha llevado la distancia?

Yo vine a España aunque mis ancestros son de aquí, no para quedarme a vivir en ella. La idea era promocionar mi primer disco Séptimo Cielo y luego regresar a Cuba a seguir mi vida de siempre. Ocurrió que justo al terminar la gira comencé a componer y a producir el disco Jugar a la Locura de Rosario Flores y eso retardó mi regreso. Al finalizar ese periodo de trabajo que duró un año, ya que estaba aquí, decidí aprovechar y grabar mi segundo disco. En ese momento se complicó todo. La compañía discográfica no grabó ninguno de los cuatro discos que tenía comprometidos por contrato, todas las puertas y posibilidades se cerraron, mi niña pequeña nació con fibrosis quística y me vi lejos de mi familia, en un país desconocido, sin recursos económicos y con un desamparo gigante,  tratando de ser padre (algo nuevo para mi) y de asimilar, encajar, y asumir la enfermedad de mi niña.

España me ha dado besos y palizas. Aquí he descubierto un mundo distinto. No todo ha sido malo por supuesto. He conocido su hermosa geografía, sus diferentes culturas, su gente, su exquisita gastronomía, y me ha regalado pocos, pero muy buenos y grandes amigos. Aclaro que pienso que estas cosas las podría también encontrar en cualquier otro lugar del mundo.

Creo que España me ha dado la posibilidad de vivir en un país más desarrollado, de tener los instrumentos para desarrollar mi trabajo más a la mano, me ha permitido crecer como intérprete pues he realizado muchos conciertos por toda su geografía y para disímiles públicos. Me ha permitido conocer la famosa ¿Democracia?, y sus marcadas clases sociales. Ha posibilitado que se consoliden en mí, valores que me diferencian como persona, como ser humano. Me ha regalado el miedo continuo a que mueran mis seres queridos y no poderlos despedir. Me ha propiciado una nostalgia  perenne y asesina. He conocido la ironía de Papá Noel y los reyes Magos. Me ha enseñado la cara del más intenso sistema de consumo innecesario que existe.  Me ha dado la libertad de cagarme a gritos en su presidente y sequito de lacayos para no resolver nada con eso. Me ha garantizado hasta ahora, (y es lo que en verdad siempre agradezco y agradeceré) las medicinas para la supervivencia de mi hija, motivo por el cual aún sigo aquí.

La distancia se ha llevado a mis padres, a mi familia. Se ha llevado mi vida anterior. Se ha llevado mi barrio, mis amigos, el bullicio armónico de una ciudad que suda música por todas sus ventanas, el público más especial y maravilloso que para mi existe. Se ha quedado con el sonido del mar golpeando mi malecón, con el parque del barrio donde me crié, con los aguaceros torrenciales y las cascadas  de agua que bajaban por la calle 16, con el sucio color de mi río Almendares. Se ha llevado el olor de la cocina de mi casa, de las comidas que mi madre me preparaba con tanto amor. Me ha privado de las puestas de sol mirando mi mar Caribe, de las estrellas que miraba acostado en la azotea. Me ha robado bastante la alegría y muchas cosas que sé, que algún día volveré a tener.

——–

El escuchar desde Los Brincos, Led Zeppeling, Silvio, The Beatles… ¿te ha ayudado esta variedad para no encasillarte en un género? Tan pronto creas el hip-hop cubano como colaboras con Habana Blues o introduces el violín en un disco de rap…

Soy un gran apasionado de la música en toda su expresión.

Pienso que el disfrutar de tan diversos estilos musicales a lo largo de mi vida, ha ido completando mi formación musical y ha permitido abarcar un espectro más amplio a la hora de componer mis canciones. Desde mis preferencias, nunca he tenido prejuicios a la hora de mezclar estilos. Es lo que más me atrae, me parece muy divertido y lo curioso es que lo hago sin ser conciente de ello.

Aunque en algunas de mis canciones se dejan ver vestigios de Rap y fui el productor del primer disco de rap grabado en Cuba en el año 1996, tengo que reconocer que no soy el que creó el hip hop Cubano. De eso se encargaron grupos de aquella época como Primera Base, Amenaza hoy Orishas y muchos otros que desde entonces hasta ahora no han parado de llevarlo a buen lugar.

La necesidad influyó en la música que hice y hago. A principio de los 90, tocaba con una máquina de ritmo y una guitarra eléctrica mi primer repertorio.  De ahí salió una mezcla de canción de autor con sonoridad rap, Funk y rock que ni yo era capaz de entender, pues lo único que deseaba era componer y cantar sin tiempo a reflexionar en géneros musicales. Creo que a partir de ahí pasaría lo que se plasma en mis tres discos. Una amalgama de sonidos y estilos, pero arropados de manera que fluyen como algo natural, sin definiciones marcadas. Exploto todas las posibilidades según el formato de grupo que voy a utilizar y no me limito a colaborar en cualquier trabajo que me propongan. Pienso que aporto mi granito y al mismo tiempo enriquezco mi mundo musical.

——-

Se te podría incluir dentro de canción protesta. ¿Preferirías hablar de otros temas como síntoma de justicia, o siempre habrá algo por lo que lanzar la voz?

Al igual que hay variedad sonora en mi obra, así mismo la hay en cuanto a temáticas. Ya te dije que no premedito mi creación. Es una necesidad de expresión. Lo mismo me sale un tema con sonoridad Grunge, que Rap-Metal, que una balada con influencias Británicas, que una guajira cubana, que un son…. Y así ocurre también con las letras. Lo mismo hablo de amor, que de injusticia, de las cosas de la vida, de la soledad, de la guerra, de la religión. Siempre le compondré a lo que vivo día a día, las etiquetas las pone el mercado y las utiliza el público para no sentirse perdido.

393725_298250586870775_106894349339734_1132733_1296906432_n (2)

Athanai Castro Foto: Javier Jimeno Maté

… un gran saludo para ti Nuria, y todos los lectores de HomoCultum. Abrazongos.

Nuria González // Segovia

Anuncios

2 pensamientos en “Alto y claro

  1. Pingback: Creando Milicia | Homo Cultum

  2. PALABRAS QUE DESGARRAN EL ALMA¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡QUE DIOS TE BENDIGA A TI Y A TU FAMILA, SALUDO ESPECIAL A TU QUERIDA ESPOSA MUJER QUE TAMBIÉN ADMIRO POR SU TALENTO¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s