Home

Un artista es un artista, aunque no salga en revistas, ni sea objeto de entrevistas del circo de tu canal…

     

Vivimos en un país regido por leyes. Unas leyes que elabora el poder legislativo, lleva a cabo el poder ejecutivo, y dispone de un tercer poder que vela por su cumplimiento, el judicial. Dicho esto, si el poder fuese una tarta, la porción para tomar decisiones que nos afectan al conjunto de los españolitos de a pie, son poco más que las migas que se depositan en el plato.

Es aquí donde aparece Guillermo Rayo, artista polifácetico: actor, músico, presentador… y decide redactar un texto legal. Cumple con los requisitos mínimos exigidos por ley para hacerlo: ser mayor de 25/30 años y residir en territorio español. Lo bautiza con el nombre de Disco Ley (a favor de la cabeza), el primero desde que la historia es historia. El siguiente paso es presentarlo a la/as cámara/as correspondientes para su aprobación. El lugar elegido es la Asamblea Musical, un concierto-teatro donde sus señorías son el público, en la cual cada canción-artículo es votada y aprobada por mayoría; pero nunca mayoría absoluta porque esta no debería ser legal. Mejor mayoría empobrecida, mayoría distraída…

La próxima Asamblea Musical, tendrá lugar el la Sala Cero de Sevilla los días 7, 8 y 9 de febrero. Antes de que llegue esa fecha, hablamos con Guillermo sobre el qué, el por qué, el para qué, el contra qué…

Músico, actor, presentador… con todo lo que trabajas, ¿que necesidad tenías de meterte en leyes?, ¿por qué decides hacerlo? 

En realidad, soy un compositor de canciones que ha estudiado teatro para que ganara la interpretación de dichas canciones. Después, el devenir de la vida me ha llevado a hacer trabajos diversos: de actor, de presentador, de guionista….

Soy de la opinión que un artista se tiene que mojar con la época que le ha tocado vivir. En estos tiempos convulsos, la asistencia a las tropecientas mil manifestaciones que se convocaban no saciaban el sentimiento de queja, de protesta, al que nos han llevado nuestros dirigentes. Aprovechando que estaba en preparación mi segundo disco, incorporé todas las canciones con un tono reivindicativo y se me ocurrió hacer una Ley en respuesta a la desafección de dichos dirigentes con respecto al pueblo llano, a los ciudadanos de «a pie» que somos tú y yo. Hacen leyes para el pueblo, pero sin tener en cuenta precisamente eso, al Pueblo. Pensé que hablando en su mismo lenguaje (legalista), quizás, tuviera más impacto dichas reivindicaciones.

Hay que decir que mi propuesta habla de cosas imposibles, pues como decía Silvio Rodríguez: De lo posible se sabe demasiado.

Yo no soy político (ni lo quiero ser), pero soy un ciudadano de a pie que no se puede quedar sentado mientras ve como se recortan derechos, se legisla parcialmente favoreciendo al poderoso y dejando indefenso al pueblo que, según nuestra Constitución, es soberano (y no tiene nada que ver con el coñac).

Disco-Ley: a favor de la cabeza. ¿Crees que cambiaría la situación actual si en las leyes, y en todos los campos, se aplicase el sentido común?
 

Sí. El sistema, como el poder, tiende a corromper al ser humano que todos llevamos dentro. Hace falta un ejercicio continuo de regeneración para que esto no se vuelva contra nosotros. Leyes y reglamentos que, en un principio tenían sentido, con el tiempo pierden su capacidad de solucionar las situaciones creadas. Pro-testa habla de lo que tendría que ser y no es. La aplicación de la lógica y el sentido común se pierde en la sofisticación de una trama legal que siempre deja lagunas, por donde se escapa la cordura y el interés general. Ahí es donde hace hincapié el Disco Ley, en el sentido común de unas leyes (muchas veces de más de un siglo, como las referentes a hipotecas) que han perdido su vigencia. Pro-testa aboga por un update del Sistema.

 
 
Diseccionemos un poco tu Ley. El Título I se divide en tres artículos: Ciudadanos, Gobernantes y Banqueros. ¿Son especies distintas?
 

No. Son la misma. De hecho, en el Art.2 digo expresamente que Los gobernantes, una vez elegidos, seguirán siendo ciudadanos de a pie. El problema es que un sistema de privilegios que favorecen claramente a los políticos, y un conjunto de leyes que colocan en una situación privilegiada a los bancos, desequilibran la balanza. Cuando leo que un directivo de un banco cobra tres millones al año mientras que la entidad está deshauciando a familias sin recursos y después es la entidad quien compra la casa en subasta por precio irrisorio, se me cae el alma al suelo. Deberíamos ser iguales, pero no lo somos.

 
En el Título II: «A las madres de los ciudadanos de a pie»  Art.6 (…) prohíbe la confusión entre madres reales y virtuales. ¿Demasiada información puede dañar el auto-pensamiento?, ¿apagamos la tele, desconectamos y empezamos de cero?, o ¿hay información de nivel?
 

La televisión se rige por el beneficio económico. Esto la ha llevado a convertirse en productor de basura, que es lo más barato y lo que más beneficio reporta. A la vez, es el medio más poderoso para inculcar cultura, ideales, formas de comportamiento… Si una persona crece viendo que la actitud de Belén Esteban (por poner un ejemplo) da resultados, al final nos encontramos con un montón de belenes estébanes. ¿No sería más interesante promocionar a gente que tuviera algo que ofrecer más allá de un circo mediático?. No se potencia el auto-pensamiento en los medios de comunicación, sino el resultado del balance de explotación.

Por suerte, la democratización de internet es un contrapeso. Es verdad que se hay mucha basura también ahí, pero puedes encontrar información de nivel si sabes buscar.

Soy hijo de la televisión y no creo que apagándola ganemos demasiado. Luchemos por cambiarla, por contenidos de calidad, enriquecedores y no embrutecedores. Pero mientras esté el beneficio por medio, seguirá siendo una cosa imposible.

Guillermo Rayo Foto: Isabel Wageman

Guillermo Rayo
Foto: Isabel Wageman

 
Título III: «De la Educación». La sociedad en general ¿somos unos mal- educados?
 

Tengo varios amigos que pertenecen al mundo de la educación. Son profesionales cualificados y de grandes valores éticos. La cuestión es que no pueden luchar contra los políticos, que utilizan la educación con fines partidistas, ni contra los medios de comunicación, que son un disparo al corazón ético de nuestra sociedad. Al final, es el fútbol (contra el cual no tengo nada) y la programación basura de la televisión la que ocupa la actividad de nuestras neuronas. En Pro-testa denuncio esta posición que no nos permite crecer como seres humanos.

 
Título IV: «Economía»: El único interés posible es el interés General, que es la suma de todos los intereses… Pese a habitar según los expertos en un mundo global, siguen primando las individualidades.¿Qué hacemos?, ¿nos apretamos los unos a los otros para hacer bloque o nos escuchamos por encima de nuestros propios pensamientos?
 

Estamos perdidos. Hemos sido educados en el ande yo caliente, ríase la gente. Cambiar eso es el verdadero reto de nuestra civilización. Una misión prácticamente imposible. La verdad es que no tengo ni la más remota idea de qué hacer para solucionarlo. Soy un pobre escritor de canciones que ha tenido la necesidad de expresarlo. Las soluciones que pretendo son idealizadas. Poco que ver con la realidad que nos ha tocado vivir.

Art.10: «De la propiedad y el Arte»: La propiedad del Arte será universal.
El gobierno baja el IVA del Arte del 21% al 10% … ¿La definición de arte de los gobernantes es limitada?, ¿debes ser un “ciudadano de a pie” para ampliar el texto y el “contexto” de lo que significa arte?
 

Por desgracia, el gobierno baja el IVA del Arte mayúsculo, no del minúsculo. Del arte disponible para unos pocos, no para la inmensa mayoría ciudadanos de a pie. Arte también es cine, música… Y el IVA de estos no ha bajado. Nuestros gobernantes no se han dado cuenta del retraso que supone el alejar las expresiones artísticas del ciudadano al ponérselo menos accesible. Esta actitud no solo la pagan las industrias implicadas, sino que a la larga, será la educación del pueblo llano la que se resentirá. Al final arte será el fútbol.

En mi canción Quién soy yo para opinar lo que hago es un alegato defendiendo el buen arte. Si acostumbramos al pueblo a confundir el arte en la música con los productos de Operación Triunfo, La Voz… al final creeremos que eso es el arte. Y en realidad estos programas están motivados por el beneficio económico, no el artístico. La letra dice: quién soy yo para opinar si del amor gastadas las palabras en canciones baratas que merecen el top manta. A eso me refiero, a que no hay una exigencia artística. Estamos asistiendo a la devaluación del arte. Mientras que existen auténticos artistas muriéndose de hambre, nos encontramos con pseudo-arte que copa los huecos que debería ocupar el auténtico. Y eso no sólo es un problema de gobiernos, sino también de nosotros mismos que estamos dejando que ocurra.

 
Tu Ley recoge dos «Disposiciones finales», la de la Incertidumbre que nos recuerda que nada es eterno y la de la Esperanza de que algún día todo el mundo sea bueno. ¿Dónde se expide el título de buena persona?
 

Nunca fue mi pretensión hacer un disco de reivindicaciones prácticas. No soy político profesional, soy compositor. Las dos disposiciones hablan del ser humano que llevamos dentro. De lo inevitable (que nos morimos mañana) y de la bondad que todos tenemos dentro( buena gente). Todos deberíamos tener el título de buena gente tratando de sacar a la buena persona que llevamos dentro. Las cosas nos irían mejor. Soy de la opinión que el hombre es bueno por naturaleza. Lo que pasa es que la dinámica de la vida, la escasez, los deseos mal entendidos, los pecados capitales… hacen de nosotros gente interesada exclusivamente en nuestra satisfacción individual y no colectiva. Cuando naces, llevas ya el título de buena gente, lo que pasa es que lo pierdes por el camino. Supongo que al escribir esta canción lo que estaba haciendo es buscar el mío, que a veces siento que se me ha perdido.

 
ghhgh

Después de leer el texto así como los argumentos alegales  voto sí al mismo. Por correo postal pues no puedo hacerlo in situ. Y lo hago porque si me muriese mañana (dios no lo quiera), me gustaría dejar este mundo en manos de la cordura. Cuando los locos seamos más, los locos serán ellos.

 
Nuria González// Segovia
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s