Home

 

Rodrigo Adrados dirige Un poema para silbarlo

 |

 ¿Qué es, a qué dedica el tiempo libre, qué espera, qué ofrece, por qué… Teatro al Punto?

Teatro al Punto es un proyecto que nace de la pasión por las tablas. El equipo que lo forma proviene de diferentes disciplinas, no exclusivamente teatrales; pero gracias a ellas se enriquecen las visiones de una propuesta. La mirada es mucho más amplia.

El principal interés a la hora de la elaboración de los montajes es la reflexión acerca del lenguaje escénico mismo, el proceso como fin en sí mismo y la revisión de la posmodernidad en sus múltiples facetas. Nos parecen fundamentales los procesos de creación colectiva, no sin una estructura jerarquizada que permita un mejor desarrollo y reparto de tareas, pero que siempre se pone al servicio de las propuestas, de lo que contamos.

Esta compañía existe por la necesidad irrefrenable de comunicarnos, de investigar, de crecer dentro del lenguaje que, para nosotros, mejor es capaz de expresar, de tener delante a un cuerpo de carne y hueso que nos cuenta, que puede llegar a emocionarnos, a conmovernos y a hacernos reflexionar. Hay dos tipos de teatro, el que entretiene y nos evade durante un lapso de tiempo de la realidad y otro que nos hace pensar y que puede llegar a movernos a la acción. Éste último es el que nos interesa crear.

Hasta ahora hemos sacado a la luz dos proyectos: La Violence: Variétés, en el que realizábamos un viaje por las violencias cotidianas sacadas a escena, finalista de la pasada edición de Scena Simulacro; y Un Poema para Silbarlo, que se encuentra cerrando su última etapa previa al estreno.

El futuro es algo en lo que, inevitablemente por los tiempos que corren, no podemos o no queremos pensar, dada la inestabilidad que vivimos. Pero no dudamos en que siempre habrá un escenario.

Teatro al Punto produce y distribuye sus propios espectáculos. ¿Cómo lo hacéis en un panorama como el que nos ocupa?

Para esta pregunta existen múltiples respuestas pero por concretar y por su importancia la cerraría en dos aspectos fundamentales.

Rodearte de un buen equipo, imprescindible para sacar adelante un proyecto teatral. Formar las bases del proyecto con un equipo de personas dispuestas a recorrer juntos un camino donde siempre te vas a encontrar con barreras y obstáculos es indispensable para poder llevar a cabo este tipo de producciones.

He tenido la suerte de poder trabajar con un elenco que ha respirado al unísono para sacar el proyecto adelante, asumiendo tareas de toda índole, producción, distribución… siempre con una sonrisa en la cara y sin dejar de lado jamás su trabajo como actores. Para Teatro al Punto ha sido de vital contar con un equipo técnico que ha trabajado de manera altruista, sin descanso, con la misma pasión y empeño que los integrantes de la compañía. Un lujo.

La pasión y amor al teatro, a todos y cada uno de los integrantes nos une este sentimiento por lo que cualquier inconveniente o esfuerzo adicional siempre se supera.

En la situación actual es difícil para una compañía mantenerse económicamente de sus montajes, todos los integrantes poseemos otras fuentes de financiación para vivir dejando todo nuestro tiempo libre para realizar los montajes, por lo que el empeño y ganas a la hora de realizar los procesos son más intensos.

¿Cuánto tiempo os ha llevado el proceso de Un Poema para Silbarlo?

Aunque el proyecto nació hace dos años, la búsqueda del equipo adecuado y de las circunstancias favorables para el desarrollo hizo que se pusiera en marcha el pasado Julio.

Un proceso de estas características conlleva un trabajo exhaustivo y constante durante meses, ocho en nuestro caso. Comenzamos con un estudio teórico: biografía y bibliografía de Federico García Lorca, investigación sobre el teatro irrepresentable en el teatro contemporáneo, las corrientes surrealistas de la época, así como el contexto social, político y cultural de España, Europa y América como fuente de contextualización en el proceso creativo del autor. Al encontrarnos dentro de un proyecto escénico, no veíamos otra posibilidad que realizar el trabajo de investigación en el marco que nos ocupa, el teatro, a partir del estudio teórico nos encerramos en una sala de ensayo para la realización de las propuestas escénicas bases de la obra.

Una vez cerrada y visionadas todas las propuestas comenzamos a trabajar con la dramaturgia, teníamos un sinfín de material y líneas abiertas de la investigación, por lo que tuvimos que centrarnos en qué queríamos contar y ahí nació nuestra fábula: De cómo los caballos, el mar y el ejército de las hierbas impiden al autor bajar al sepulcro. Quitando metáforas: De cómo la educación cultural de un autor condiciona sus impulsos creativos.

Para la realización de todas estas  fases estuvimos trabajando a lo largo de cuatro meses y en noviembre de 2013 tuvimos la versión definitiva del texto, comenzando con la última fase del proyecto, la puesta en marcha del montaje que nos ha llevado otros cuatro meses de trabajo en nuestra sala de ensayo.

Uno de vuestros sellos de identidad es el incluir al público dentro del reparto. Este es un personaje más. ¿No es jugársela demasiado sin un casting previo?, ¿el público siempre está a la altura?

El público en el teatro siempre es uno más de los elementos de la representación, una obra de teatro sin él nunca existiría y el teatro no tendría ningún sentido si no existieran los espectadores.

En Un Poema para Silbarlo, quisimos entrar en la importancia que daba Lorca al público, como escribió en su obra inacabada, Comedia sin título:

«¿Por qué hemos de ir siempre al teatro para ver lo que pasa y no lo que nos pasa? El espectador está tranquilo porque sabe que la comedia no se va a fijar en él, ¡pero qué hermoso sería que de pronto lo llamaran de las tablas y le hicieran hablar, y el sol de la escena quemara su pálido rostro de emboscado!»

Nuestro trabajo se ha centrado en esta idea y queríamos hacer que el público formen parte de la representación, mirándole fijamente a los ojos e incluirlos como a un actor más, sin casting y sin esperar ningún tipo de respuesta, la magia del teatro nace de la realidad del momento, el aquí y ahora de la función y tener a un ‘personaje’ libre hace que cada función sea única, para ellos y para nosotros.

Para vuestro segundo montaje os atrevéis con Lorca porque según manifestáis, no entendéis el teatro sin él. Su obra El Público, ¿podría considerarse precursora de la investigación?,¿es una referencia?

El Público es base y precursora de la investigación pero no es la única obra de Lorca que sienta las bases del proyecto. Es cierto que esta obra es una referencia constante en nuestro textos, la búsqueda del autor hacía su Teatro, su verdad y como es necesario romper sus propias barreras para conseguir el objetivo.

Todos estudiamos en colegio e institutos los dramas rurales o la poesía de Lorca, el descubrimiento del teatro irrepresentable y su etapa más surrealista fue uno de los propulsores del proyecto. Nos entusiasmaba  y motivaba investigar que llevaba a un autor a trabajar y escribir en códigos tan diferentes, de ahí nació una las bases de la investigación: La dualidad entre el teatro bajo la arena y el teatro al aire libre; los dramas rurales y el teatro irrepresentable.

El abanico de obras teatrales, poéticas o narrativas de Lorca es tan amplio que necesitábamos elegir para la investigación solo algunas obras, de manera que fuera un trabajo concreto y por gustos personales nos centramos en cuatro obras del autor: El Público, Comedia sin título, Bodas de sangre y La casa de Bernarda Alba.

Vuestro trabajo deja de manifiesto la pasión que sentís por el teatro. ¿Creéis que sin los laboratorios de investigación lo condenaríamos a la extinción?, ¿no viviría?

Los laboratorios de investigación son solo una forma más de llegar al teatro, personalmente creemos y así ha sido en los dos últimos montajes, en este tipo de procesos. Es un trabajo arduo y costoso pero el resultado final es una obra donde todos integrantes de la compañía se sienten identificados, una obra creada de manera colectiva donde quepan los intereses y pasiones de cada uno.

Pero no creemos que sea ni la única forma de innovación ni de realizar Teatro, echando un vistazo a la escena madrileña podremos observar múltiples propuestas, textos y formatos que tienen su público y cabida en los escenarios.

De manera personal creo que el Teatro siempre va a tener cabida en el panorama actual, la realidad del momento, hace que este arte tenga una vigencia perpetua, otro tema de debate sería las medidas públicas y privadas que pueden ahogarlo en los tiempos que corren.

¿Sabéis cuándo estrenáis?, ¿dónde?…

Actualmente nos encontramos en pleno  proceso de distribución y búsqueda de sala para el estreno de la obra por lo que no podemos concretar aun ni la fecha ni el lugar, existen algunas salas que se han interesado por el proyecto y estamos estudiando la viabilidad y disponibilidades con ellas para su estreno. En cuanto tengamos más noticias os las haremos saber.

Me gustaría puntualizar la dificultad de esta fase del proyecto, aunque se disponga de multitud de salas, existen numerosos proyectos y compañías que buscan entrar en ellas y a veces es difícil encontrar ese espacio sin tener un nombre “conocido” en el equipo, un padrino o arriesgando en proyectos diferentes.

Puedes ver el artículo sobre la obra aquí

 

Nuria González // Segovia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s