Home

El Museo Guggenheim celebra el 80 cumpleaños de Yoko Ono con Half – a – Wind Show

  |

  • La muestra se podrá visitar hasta el próximo 1 de septiembre

El nombre de Yoko Ono va unido, inevitablemente, al del inolvidable John Lennon. Algo más de una década de amor interrumpida por cinco disparos que sesgaron la vida del músico. Acusada de ser la causante de la disolución de los Beatles (desmentido por Paul McCartney), hizo que su faceta de artista ocupara un segundo plano.

El pasado 2013 alcanzaba los ochenta años y más de la mitad de los mismos los ha dedicado al arte (música, pintura, fotografía, performance…) siguiendo un principio básico, el poder de la imaginación. Imaginación que  Lennon plasmaría en su composición más reconocida.

El Museo Guggenheim ha querido celebrar la onomástica de la polifacética artista cediendo su tercera planta para albergar cerca de doscientas obras realizadas por Yoko desde los años cincuenta a la actualidad.

El visitante no es un mero observador; sino que forma parte de la obra. La pieza Entrada (En trance) consistente en una puerta giratoria de cristal y una cortina dan la bienvenida al público. Parte del espacio lo ocupan sus Instrucciones  que son obras donde la artista invita a participar de las mismas.

Un ejemplo es Ceiling Painting, Yes Painting (Pintura de techo, pintura del sí). El espectador debe escalar mentalmente una escalera blanca situada en la sala, donde hay lupa suspendida al final de una cadena y al mirar por ella de lee la instrucción: ‘Yes‘. Esta obra despertó la curiosidad de Lennon cuando la contempló en la Indica Gallery de Londres en 1966 y solicitó conocer a la artífice. El resto es historia…

Pintura de techo, pintura del sí (Ceiling Painting, Yes Painting), 1966. Colección particular/ Foto de Oded Löbl © Yoko Ono

Pintura de techo, pintura del sí (Ceiling Painting, Yes Painting), 1966. Colección particular / Foto de Oded Löbl
© Yoko Ono

 

Continuamos con el recorrido y nos encontramos con parte de sus performance fundamentales. Quizá la más reconocida sea su Cut Piece (Pieza de Corte, 1964) donde la artista arrodillada o sentada en un escenario esperaba a un público que iba pasando por el mismo para cortar trozos de su vestido con unas tijeras. También se puede contemplar su Lion Wrappin Event ( Evento de envolver a un león, 1967) donde Yoko Ono acompañada de un público entregado envolvería con tela uno de los cuatro leones de Trafalgar Square alegando estar rodando una película. (El primer intento con papel sería frenado por las fuerzas de seguridad).

Pieza corte (Cut Piece), 1965 Performance interpretada por Yoko Ono Carnegie Recital Hall, Nueva York, 21 de marzo, 1965 Foto : Minoru Niizuma Cortesía de Yoko Ono

Pieza corte (Cut Piece), 1965
Performance interpretada por Yoko Ono
Carnegie Recital Hall, Nueva York, 21 de marzo, 1965 / Foto : Minoru Niizuma
Cortesía de Yoko Ono

 

Otra faceta de la artista es el cine experimental y no podría dejar de estar presente en Bilbao. Match Piece (Pieza cerilla, 1966), Rape (Violación) Fly (Mosca, 1970) pueden disfrutarse en este recorrido por la vida y obra de la aristócrata japonesa. En el caso de Fly una mosca se pasea por el cuerpo desnudo de una mujer permitiendo observar la anatomía femenina desde la perspectiva del insecto.

Fotograma de Mosca (Fly), 1970 Protagonizada por Virginia Lust Película de 16 mm transferida a digital, en color, con sonido 25 min Banda sonora de Yoko Ono Colección particular © Yoko Ono

Fotograma de Mosca (Fly), 1970
Protagonizada por Virginia Lust
Película de 16 mm transferida a digital, en color, con sonido
25 min. Banda sonora de Yoko Ono / Colección particular
© Yoko Ono

 

Instalaciones y obras recientes completan el viaje: Telephone in maze (Teléfono en laberinto 1971/2011/2013)Balance Piece (Pieza de equilibrio 1997/ 2010), Evento agua o la serie de fotografías Vertical Memory (Memoria Vertical 1997) son parte del paseo junto a la arquitectura y representación de la naturaleza. Morning Beams (Rayos de la mañana 1996/ 2014) intenta evocar los rayos de sol a través de unas cuerdas blancas que nacen del techo y se anclan al suelo mediante nudos marineros.

Rayos de la mañana / Lecho de río (Morning Beams / Riverbed), 1996 Vista de las obras instaldas en el IsraelMuseum, 2000/ Foto de Oded Löbl © Yoko Ono

Rayos de la mañana / Lecho de río (Morning Beams / Riverbed), 1996
Vista de las obras instaldas en el IsraelMuseum, 2000 / Foto de Oded Löbl
© Yoko Ono

 

El broche final le corresponde a Moving Mountains (Moviendo Montañas) en una nueva versión para esta muestra. Unas bolsas de plástico y una invitación para introducirse en ellas con el propósito de formar esculturas móviles que ocupan el espacio, al ritmo del tema de la artista que lleva el mismo nombre  conducen hasta la última sala, donde se expone la extensa producción musical de la octogenaria artista.

John Lennon diría de su gran amor que era la artista famosa más desconocida del mundo. El Guggenheim te invita a descubrirla.

Nuria González // Bilbao

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s