Home
  • Un libro donde cada uno puede sacar su propia conclusión
  • No existe ni espacio ni tiempo
  • El sentido de la vida, las angustias y sensaciones personales a través de la literatura

/

Tenemos la intención de charlar con Lur Sotuela. Son las doce del mediodía. Hemos quedado en la confluencia de las calles Juan Bravo y Alcántara, en Madrid. Viste de manera informal, camisa clara y pantalón vaquero; viene algo despeinado. Es un hombre extrovertido, expresivo, divertido, vivaz, ocurrente, alegre, campechano y dicharachero. Es pura energía y nervio, siempre cargado de positivismo. Por su cabeza no paran de fluir continuamente ideas y más ideas que expone de forma cordial, con esa personal voz suya, desgarrada y rota. Observado atentamente por la mirada de su hijo.

Lur Sotuela ha escrito Alucinario. Un libro en el que ha reunido 25 cuentos cortos, de entre su extenso repertorio, con el que pretende que el lector interactúe activamente en la lectura y sea el que dé un sentido final a cada narración.

aa

Foto: HomoCultum

Foto: HomoCultum

Audio Alucinario

Lo considera una obra redonda, que empieza con el cuento de La Llave y termina con el de La Máscara. Entre medias, aparecen personajes que se encuentran en un estado de irrealidad. El libro tiene una intención y cada cuento tiene su propio propósito, por eso el orden en el que aparecen los relatos es muy importante.

Lur nos dice que hay un mensaje, la ruptura. Cómo la imaginación te puede salvar de la incomunicación con otros seres humanos y como este ensueño te puede inventar la vida. El mundo es una irrealidad donde dibujamos una especie de espectro en el que vive el ser humano. Con la entelequia podemos sobrellevar esto.

aa

Lur Sotuela / Foto: HomoCultum

Lur Sotuela / Foto: HomoCultum

/

Lur Sotuela

Lur significa «tierra» en vasco. Ha estudiado Imagen y Sonido y se especializó en realización. Trabajó en Televisión Española, en el programa Días de cine. Una etapa en la que disfrutó mucho. Pero al final acaba en Canal+, retransmitiendo partidos de fútbol, algo que no le satisface personalmente.

Desde muy joven se había sentido atraído por el mundo de la literatura. Al final deja su trabajo en la cadena privada y hace de su devoción una vocación.

No tiene necesidad de correr y va paso a paso. Además, de estos cuentos recogidos en Alucinario, ha escrito poesía, guiones para cortometrajes y ensayos. Su poesía la califica de trascendental y surrealista. Más hermética que los cuentos y relacionada con las angustias vitales no resueltas. Algún día espera escribir un «buen» poema, aunque cree, que alguno es medianamente bueno. Fueron sus inicios. Hoy, sin embargo, se siente más a gusto con la narrativa.

«Me siento mejor, llega a más gente, me da más alegrías. Al final llevo más tiempo escribiendo narrativa»

Otro proyecto literario en el que ha trabajado es la revista El invisible anillo, cuyo nombre viene de unos versos de Bécquer. Por la falta de subvención ha tenido que aparcar, momentáneamente, este proyecto. Aún se pueden comprar los 19 números publicados en alguna librería y a través de la web de la editorial Eneida.

aa

Foto: HomoCultum

Foto: HomoCultum

aa

Acaba de terminar El descubrimiento de la Soledad, una novela de la que él mismo nos habla…

… y una obra de teatro, Nunca nada nadie. Se trata de una especie de monólogo a dos voces. Pero lo que más desea es escribir el guion y dirigir una película.

Terminamos la entrevista preguntándole algo significativo: ¿Qué es la cultura para Lur?

a[aa

«Cuando no sé de que escribir, escribo»

/

aa

Raúl Martínez-de la Casa // Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s